Desde 1994 AMAI ha homologado la definición y medición del NSE en el país. El índice de NSE AMAI se ha convertido en el criterio estándar de clasificación de la industria de la investigación de mercados en toda la República Mexicana. Desde entonces, el índice ha evolucionado, mejorando su capacidad de discriminación y predicción.

 

Actualmente la AMAI clasifica a los hogares utilizando la “Regla NSE 2018“. Esta Regla es un algoritmo desarrollado por el comité de Niveles Socioeconómicos que permite estimar el nivel de satisfacción de las necesidades más importantes del hogar. Esta Regla produce un índice que clasifica a los hogares en siete niveles, considerando las siguientes seis variables:

 

  1. Escolaridad del jefe del hogar
  2. Número de dormitorios
  3. Numero de baños completos
  4. Número de personas ocupadas de 14 años y más
  5. Número de autos
  6. Tenencia de internet